Clínica Cantú

     MenuToggle navigation

 

 

Consultorio del Dr. Cantú

Alcohol y Drogas

Alcohol y Drogas

Alcohol y Drogas - Dr. Cantú

Por el Médico Británico Thomas Trotter año de 1804

“El hábito de emborracharse, tan común en la sociedad, se puede observar en todos los niveles o etapas de la vida y es el origen de un sufrimiento inexpresable, tanto por parte de los familiares como de los amigos. Por parte de la práctica médica, ha sido poco lo que se ha hecho para crear una advertencia. Por parte de los religiosos, derraman sus condenas desde el púlpito y por parte del moralista, no siendo menos severo, menciona que se trata de un “vicio” que degrada nuestra naturaleza. Ambos han tenido buenas intenciones y han propuesto argumentos morales y religiosos a la “pecaminosa indulgencia del apetito animal”. Pero la influencia física de la costumbre, confirmada por la compulsión que se entrelaza con la consciencia, se ha olvidado por completo. El conocimiento perfecto de las causas, que en primer lugar indujeron a la propensión al alcohol —ya sea porque surgió de una situación de la vida o porque depende de un peculiar temperamento del cuerpo— es necesario para conducir a una cura”.

Artículo “Sobre la borrachera y sus efectos en el cuerpo humano; Un Ensayo Médico, Filosófico y Químico”.

Llama fuertemente la atención que un párrafo escrito hace mas de 200 años aun se puede aplicar el día de hoy.

EN EL PRESENTE

El utilizar alcohol y drogas sigue siendo común en la sociedad, se dice que un 10% de la población está afectada por su consumo y su abuso. Es un síntoma que se puede ver desde una pequeña edad (12 años) hasta la vejez. No importa el nivel social ni la profesión, ya que se trata únicamente de un síntoma. Sigue siendo para las familias causa de un severo sufrimiento emocional, de la sociedad un severo problema y de los gobiernos un tema que es de una gran preocupación legal y económica.

Por parte de los médicos desafortunadamente sigue siendo poco lo que se hace como advertencia. Los estudiantes de medicina reciben muy poca información en su formación y en su especialidad médica menos, por lo tanto es un hecho que la mayoría de los médicos no están bien preparados para enfrentar este síntoma.

Es un tema que a pesar de pertenecer al área médica, toda persona no profesional tiene o forma su propia opinión y libremente aconseja y da sus interpretaciones.

Es un padecimiento que afecta todos los órganos, principalmente las funciones del cerebro, sin embargo no existe claridad por parte de la sociedad.

Por sus acciones, al afectar a terceros es causa de culpa y vergüenza por parte de los familiares, pero a estos sentimientos no se les puede abordar desde un punto de vista moralista ya que no funcionan cuando se trata de un síntoma.

Existe en ellos dos aspectos que van a mantener de por vida que son: su poca tolerancia emocional y la compulsión; pero no lo asocian como disfunciones del cerebro y curiosamente no se les ha dado la atención debida. Estos dos aspectos son de por vida, para lo cual no hay una cura pero si una rehabilitación. Los trastornos, padecimientos o enfermedades generados por la toxicidad de las sustancias usualmente si tienen solución.

Pero ese conocimiento profundo del cual habla el Médico Trotter, no se maneja hasta el día de hoy, dejando a la familia en una constante oscuridad y continúan la búsqueda para la solución a su problemática.

Mi programa se llama Recuperando el Sentido Común. Se busca que la familia por fin maneje la información que tiene en sus manos desde el punto de vista médico, que es en donde ha pertenecido todo este tiempo. El conocimiento facilita enfrentar la problemática, llevando a decisiones adecuadas para la familia, evitando estar en un continuo desgaste emocional. Las buenas acciones tendrán como desenlace que la familia lleve una adecuada contención y su familiar acepte un tratamiento. En los casos que por diferentes circunstancia no sea posible llegar a esta acción, tienen oportunidad de manejar alternativas para que ya no sean severamente afectadas.

Una consulta hará toda la diferencia para obtener una muy buena orientación hacia un camino sano y no continuar en el camino enfermo.

Soy Médico, egresado de especialidad del Hospital Central Militar y llevo mas de 30 años dedicado tiempo completo al área de las adicciones (alcohol y drogas). Soy autor de tres libros.

Médico Francisco A. Cantú

Mis teléfonos para solicitar una consulta son (777) 326-1900, (777) 326-1896 y (777) 326-2273